Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

domingo, 10 de abril de 2016

Danza de hojas

¿Puedes verlo?

Dibujan el silencio con delicadeza. El viento las despierta con un soplo de ternura.
Danza, danza, danza...

Despacio, acuden en silencio, despiertan, despiertan. Dibujan círculos de murmullos; dibujan los susurros olvidados, los suspiros, y quizás algun paisaje olvidado... ¿Quién sabe?
Cuando las hojas danzan, todos callan. Los árboles retienen el aliento y observan.
¿Los ves? Acunan con ternura las hojas caídas, hilan el soplo de ternura en innumerables patrones. ¿Lo escuchas?
Si callas, puedes escuchar el latido, pequeño, titubeante y tímido. Puedes percibir aquel frágil palpitar, casi imperceptible.
Danzan y danzan, hojas de silencio y agua, hojas de viento, hojas de rocío, hojas de lágrimas.
Cuando las hojas danzan, el tiempo queda entumecido, adormilado, perturbado. Sus pasos se vuelven cansados, llenos de nostalgia. A veces, las lágrimas anidan en su pecho.
Danzan y danzan... Palpita el silencio y el suspiro. Palpitan las hojas, tímidas, en la última danza, el último vuelo.
Aquel fragmento quedó helado, observando. No recordaba haber visto algo semejante. Las hojas pintaban en sus ojos pequeñas gotas de melancolía. Sus plumas desteñidas estaban presas de un ligero temblor.
Despacio, extendio su mano, titubeando.
Era suave. Palpitaba, cálida aún. No se atrevía a moverse, era tan frágil. Era una gota de nostalgia.
Despacio, la hoja quedó en silencio. Su voz murmuraba el silencio y el viento. Su vestido se hizo polvo, y sus ojos observaron con curiosidad e tristeza aquel pequeño ser oscuro que la sostenía.
Danza, danza, danza. Seguían danzando, con nostagia y tristeza... El viento las acariciaba en silencio, quizás conteniendo los sollozos, quizás sólo escuchando.
Danza, danza, danza... La última danza.









Autor: Airgeadgheal Fiach Dubh

No hay comentarios: