Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

sábado, 8 de noviembre de 2014

Poemas a Azdulella - Poema I - A la deriva

A la deriva

Hunde el silencio
En una capa azucarada.

Desliza los pensamientos
En un copo de nieve;
Las gotas de lluvia harán el resto.

Abro los ojos,
Y callo.
Tus  pupilas tiemblan,
Se desvanecen;
Tus mejillas,
Y tu frente
Quedan pálidas,
Parpadeando en la ventana.
Las cortinas se agitan;
¿Por qué te escondes detrás?

Los minutos corren,
Con delicadeza;
Las sonrisas…
¿Quedaba el cielo
En su pena?

Un laúd llora,
Un silencio habla…
La ventana quedó abierta.
Te sientas en silencio,
Y cubres tus mejillas
Con las viejas cortinas…

Desliza el cielo,
Y guárdalo
En un cofre de papel;
Desliza el rostro,
Escóndelo,
Y vuelve a caer…

A la deriva,
En tus fragmentos,
En tu rostro angelical
Y tu sonrisa coqueta…

Tu voz ya no responde,
Y la canción se quiebra;
La melodía cesa
Sin crescendo.

Ahora,
Tu voz no responde…
¿Dónde estará?

Ahora…
El cielo calla,
Y tu voz también…

A la deriva…
Quedo a la deriva,
Sin saberlo.
Quedo a la deriva,
En tu silencio,
En tu ausencia…

Pero…
Seguiré tu melodía,
Seguiré el ritmo que marcan tus latidos,
Aunque no pueda hallarte.
Un niño, puede ver algo más…

Seguiré aquello suspiros,
Dónde las estrellas callan
Y marcan una escala diferente,
Marcan una nota que indica tu paso.

Seguiré… La seguiré…
Aquella estrella quizás no palpita,
Quizás no exista…
Quizás.
Pero, me conducirá a ti,
En tu cálida sonrisa.

Quizás sólo estoy a la deriva,
Perdido.
En una prisión de espejismos,
Abrazo una cortina llena de polvo;
La ventana abierta
Transcribe el frío.

A la deriva…
Todo tan lejano;
Te desvaneces.

Aún te escucho…
Aún sigo tus silencios,
Aquella tonalidad en tus labios,
Aquellos ritmo en tus latidos…
Quizás pueda hallarte…

Escucharé atentamente…
Es lo que queda;
Quizás pueda hallar
La música en tu mirada.
Quizás pueda escucharte...

Victor Cruz

No hay comentarios: