Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

lunes, 6 de octubre de 2014

Tú que puedes verla

Pupilas de cristal
Descansan;
El cielo duerme
En una lágrima perdida.
Luna…
¿Me escuchas?
La marea palpita,
El niño llora,
Las estrellas agonizan.
La niebla se aferra
En una canción de cuna,
El cielo se aleja…

La misiva en sencilla
Entrelazando suspiros  y versos;
Busca un camino
Dónde la encuentres.
Quizás un suspiro,
Un sueño de porcelana
Y una silla vacía.
La almohada dónde quedó su perfume,
La taza dónde murió su café…
Luna, ¿me escuchas?
Un silencio puede ser suficiente,
Quizás…
Quizás los párpados
Claman un descanso…
Quizás el viento ha quedado ciego
Y hemos perdido el cielo.
Quizás…

A la orilla,
Espero.
Quizás nunca escuche.
Se deshacen los suspiros
En un beso;
El cielo quedó confinado
En tu pecho.
Tus párpados se ocultan,
Tus pupilas se han perdido,
Y mis lágrimas huyen
Sin dormir.

Luna,
Tú que escuchas,
Y velas;
Tú que puedes verla…
Tú que puedes verla…

Luna,
Escuches sus latidos
Y habitas sus mejillas;
Escuchas sus miradas
Y pruebas sus lágrimas…
Tú que puedes verla
Y tocar su piel dormida…
Luna.
Oh Luna…

Tú que puedes verla
Bésala…
Besa sus mejillas,
Y sus labios de cristal,
Su frente inmaculada
Y su pecho sollozante…
Bésala,
Tú que puedes verla,
Luna, gentil mensajera.
Tú que puedes verla,
Luna…
Busca una vela
En su mesita de noche
Y quema mis pupilas.
Esconde en sus sábanas
Lo que me queda,
Tú que puedes verla,
Luna,

Tú que puedes verla…

No hay comentarios: