Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

lunes, 2 de junio de 2014

Hazme recordar

Deja que tu voz tiemble en aquellas notas…
Ayúdame.
Siento que se escapan aquellas hojas que caían sobre mi rostro, mientras dormía en tu regazo.
Solías cantar. Y ahora…
Ahora todo se nubla, y se callan.
Se callan los árboles, el viento. Se calla la voz que nos contaba cuentos.
Se callan…
Existe una nota que se prolonga en el Purgatorio que me habita….
Ayúdame a recordarla.
Es lo único que me queda.
Ayúdame.

Háblame de las voces que escuchabas en el firmamento, antes de venir. 
Háblame de tu risa, y déjame percibirla.
Me arrancaré los ojos, y podré concentrarme en cada juego de tu voz, en cada nota empleada, cada recurso de estilo… Todos. Los siento. 

No me queda mucho. Eres lo que tengo. Ayúdame.
Toma mi mano, Hazme recordar que es. Hazme recordar cómo tomar tu mano, y acariciarla despacio. Hazme recordar como acariciar tus mejillas, y tus párpados cerrados mientras suspiras. Hazme recordar… Todo.

Es lo único que sé. Eres mi único camino. Ayúdame… No me queda mucho
El viento deshace la agonía de unos cuantos versos, y lentamente se ocultan mis palabras y mi esencia… 

No hay comentarios: