Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

viernes, 3 de enero de 2014

Nada

¿De que sirven las palabras que mezclo en tu copa? ¿De que sirven los silencios que yacen en tu lecho?

Deshabitado. Desconocido.

¿De que sirven los fragmentos que yacen en mi pecho, hundidos en mi carne y sangrando en versos?
¿De que sirven las rosas que beben mi esencia y mi sudor, y florecen a cosa de mis sentidos?
¿De que sirve aquella pequeña nomeolvides que se hunde en mi frente ?

Deshabitado.
Ruinas lejanas, sin brillo.
Vacío.

Deshabitado.
¿En que cuerpo?
Tu boca se desliza por el silencio.
El otoño se hace verano y me quema...
¿Huirás del invierno?

Deshabitado.
Páramos vacíos, tierra de nadie.
Desierto insípido, arena que desgarra lentamente mis mejillas....
Deshabitado.

¿Y tomarías el último beso, y te acurrucarías en la ceniza? ¿Sonreirías a una mirada vacía,?
¿Que queda después del fuego?
¿Cuál será tu silencio?
¿Tomarías un cuerpo roto?

Deshabitado.
Desconocido.
Bajo la dama de plata, un silencio y un aullido.
Un llamado, y un perdido.
Vagabundo que yace en tu regazo....
Sin hogar.
La dama de plata...
Un vagabundo y un proscrito.
Un sueño y un silencio
Y el ajenjo en un río de nada...
¿Que es?

Desconocido.
Aquello que no nace, no hay...
Aquello que no nace, no posee nombre.
No hay cura, no hay cordura...
Desconocido.
Encadenado a un altar y a una rosa sin pétalos.
Un brillo opaco...
Nada.



No hay comentarios: