Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

viernes, 22 de noviembre de 2013

Pensamiento nocturno sin sentido

Siento aquella necesidad... ¿Puede llamarse así? No lo sé en verdad... Pero , déjenme llamarlo necesidad por ahora.

Siento aquella necesitad de quedarme despierto una noche más. ¿Cuantas voy? No lo sé. Las tazas de café son muchas, pero no son tan necesarias como parecen. ¿Por que? No sería mejor preguntar: ¿por que dormir? ¿Para que? ¿Con que fin o utilidad?

La simple biología no podría aplicarse a mi. No, no lo creo. No estoy atado a esas reglas que tantos mencionan en sus razones de dormir. Yo no. No las necesito ni las deseo.

Entonces, seguramente dirán que necesito descansar, quizás no físicamente, pero al menos psicológicamente o moralmente. ¿Verdad que lo dirán? No me importa, tampoco lo necesito.

Un pequeño azul me diría que debo de dormir para poder escapar por un momento a este plano gris al que me veo atado. Pero, no estoy atado. Es lo que no podrían ustedes entender... No, no lo pueden. Ustedes, seres humanos, creen que pueden entenderme.

Dicen que soy como ustedes... No, no lo soy. ¿Por que? Porque puedo no serlo... Porque puedo decidir. Y la realidad es un silencio para mi. Yo elegí otro camino, y lo hice mío. Solo mío.

Y ya lo sé, sé que me dirán loco, me dirán muchas cosas. Me dirán, me las han dicho, y me las dicen. Pero yo pude elegir mi nombre. Y, he hallado muchas cosas.

¿Por que no dormir? Por que ya no es necesidad. ¿Soñar? No necesito dormir para ello... En absoluto. ¿Por que limitarme sólo a aquel tiempo limitado? Hay veinticuatro horas en un día, y todas puedo teñirlas de azul y murmullos. ¿Para que gris? No lo necesito.

No hay comentarios: