Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

jueves, 21 de noviembre de 2013

Pensamiento de plumas negras

Si tan sólo mis alas no fueran negras...
Y mis garras llevaran los restos putrefactos de cadáveres lejanos...
Cuervo, es mi nombre. Cuervo, soy yo.

Si extiendo mi mano, tiño de sangre
Las florecillas del campo...
Dónde piso caen al suelo
Las golondrinas y sus nidos,
Ruiseñores sin suspiros...
Todos callan.

Mi rostro cubierto de sombras,
Cicatrices de aquellos crímenes que cometí...
Y el peso de las ánimas que claman venganza sobre mi.

Mis alas son negras, oscuras como noche sin estrellas
Y dejan un halo de silencio roto y crujidos siniestros...
Adónde voy, me siguen ellos...
Aquellas voces sin silencio,
Aquellos rostros sin pasos,
Sin recuerdos...
Han olvidado aquello que fue un abrazo,
Y no recuerdan un beso...

Aquello que fui,
¿Dónde está?
¿Que hace que no viene?
¿Que hace, que sólo duerme?
No, no lo sé;
No lo recuerdo...
¿Podrías tu decírmelo?

Mi mirada está muerta,¿verdad?
¿Que decir? Soy el cuervo...
Mis alas se forman de lamentos
Y de la sal de las lágrimas del averno...
¿Que podría decirte?
¿Que podrías ver en un rostro como el mío?
¿El rostro de un condenado?
¿El rostro de un espíritu atormentado por las voces, que penetran su carne y poco a poco la despedazan?
Y los pedazos putrefactos ornan mi armadura
Y se ciñen en diadema..

Arrancarlas de mi cuerpo,
Deshojarlas...
Perderlas...
Sólo escapar de ellas, a las que estoy atado por fatídica naturaleza...
Que hacer... Que hacer... ¿Que hacer?
Conjurar a los ángeles y a los demonios,
A los espectros que yacen en el Tártaro
Y encadenarme en las puertas del Purgatorio
¿Que hacer?
¿Que podría hacer?
Conjurar a aquellas voces
Para que desgarren lo que queda de mi alma
Y destruyan la criatura que yace en mi?

No lo sé.


No hay comentarios: