Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

miércoles, 27 de noviembre de 2013

No debiste...

No debiste dejar que mis lágrimas se secaran...
No debiste dejar que mis ojos se apagaran...

Podáis hacer tanto. Quizás sólo una palabra. ¿Que te costaba intentar?

El esfuerzo hubiera sido mucho, ¿verdad?

Agonizante, sus últimas palabras quedaron para ti.

Sabes lo que me susurró?

Me hubiera gustado que tu me salves...

Cerré sus ojos, y le di las buenas noches. Ahora reino yo. Este es mi cuerpo, y ahora yo lo poseo.

Atentamente,


El de los ojos vacíos

No hay comentarios: