Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Momento tan roto

Fue un momento tan roto
Que un suspiro podía colarse
Entre fragmentos de porcelana
Y miradas ahogadas...

Un silencio decidió huir,
Alzar vuelo en una mirada;
Y una lágrima quedó atrapada,
Sola y desesperada;
Sólo una pequeña lágrima,
¿No es gran cosa, verdad?
Prisionera en el hielo
Y en un mar de ajenjo,
Sollozando...

Podía sentir los fragmentos
Pasar por mis mejillas
Y caer...
Dejando surcos de sonrisas
Y palabras contenidas...
No le quedaba mucho,
¿Sólo fue un momento?

La agonía de una lágrima
Que se pierde en la sal
Y la arena...
La agonía que se deshila
Y se divide en silencios cargados.
Caen máscaras y caen rostros,
Y se mezclan en un sin fin de llaves
Que no acceden a ninguna puerta...

Los fragmentos que caen,
Y los cristales rotos,
Forman un tapiz
Que cae por la escalera
Y se hunde en la oscuridad.
Y caminas descalza, buscando aquel brillo,
Aquella perla que fue,
Y que ahora se ha perdido...
¿Quien lo sabría decir?

¿Solamente un momento?
¿Solamente un silencio?
Una aglomeración de gritos
De sollozos y suspiros,
Que huían sin decir adiós,
Buscando escapar...
¿Solamente un resquicio?
Se abren las puertas,
Por que yacen rotas...
¿Que les queda?

Y las ánimas que se encargan
En sombras y tumbas,
Y en los sollozos que se quedan...
Pero una lágrima sigue oculta,
Prisionera y esquiva,
Torturada,
Mancillada...
Su cuerpo fragmentado,
Ensangrentado,
Bañado de plata...

Fue un momento tan roto,
Que los suspiros escaparon,
Y los versos no callaron...
Ebrios de sonrisas ,
Y de la sangre del cristal,
Versos que no callan,
Versos que no hablan...
Pero penetraron su mirada
Y no hallaron el silencio...

Fue un momento tan roto,
Que los versos se perdieron
Y una lágrima torturada,
Desalmada,
Ebria de su propia sangre,
Y de un silencio utópico
Dejó caer su cuerpo putrefacto,
Gangrenado y oculto,
A una tumba de hierro...

Sólo fue un momento,
Nada más...
Un momento hecho pedazos,
Un silencio de retratos,
Y el préstamo de mi alma
Al silencio y al callado...


No hay comentarios: