Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

lunes, 4 de noviembre de 2013

Escuchando We will go home

"Land of bear and land of eagle 
Land that gave us birth and blessing 
Land that called us ever homewards 
We will go home across the mountains 
We will go home, we will go home 
We will go home across the mountains 
We will go home, we will go home 
We will go home across the mountains 

Land of freedom land of heroes 
Land that gave us hope and memories 
Hear our singing hear our longing 
We will go home across the mountains 
We will go home, we will go home 
We will go home across the mountains 
We will go home, we will go home 
We will go home across the mountains 

Land of sun and land of moonlight 
Land that gave us joy and sorrow 
Land that gave us love and laughter 
We will go home across the mountains"

Una canción realmente hermosa. La escuché por primera vez en la película El rey Arturo, película que salió el 2004, del director Antoine Fuqua. Para explicar un poco el contexto de esta canción, debemos decir que la película nos presenta a Arturo como centurión romano, encargado de una guarnición de caballeros sármatas. Estos guerreros fueron sometidos por el Imperio Romano y estaban obligado a pelear por un tiempo por Roma. Esta canción es cantada por la esposa de uno de los caballeros. Es una canción que les trae recuerdos de aquel hogar del que son arrebatados desde niños para pelear las batallas del Imperio. Una canción llena de nostalgia, que nos habla de aquella tierra lejana de héroes, de libertad, de memorias y recuerdos, de felicidad y dolor, de risas y llanto... Iremos a casa, por sobre las montañas.

¿Por que decidí escribir sobre esta canción? Creo que muchos sabemos lo que se siente cuando una canción te marca lo suficiente como para que sientas que fue hecha para ti. Al comienzo no lo sentía así, pero ahora especialmente me dí cuenta de ello. ¿Por qué? Un peruano residente en Lima, la capital, que siempre ha vivido allí y que ha viajado por periodos relativamente cortos... ¿Por que está canción se grabaría de una forma tan fuerte dentro de mi? No estoy lejos del hogar, de casa...

Escribir estas líneas se siente realmente extraño. La respuesta que daré es parte intima de mi cosmovisión, y de mi locura personal, por no hallar otras palabras adecuadas. Debo de decir que desde pequeño me inicié en la lectura de mitos, en el estudio de diferentes y diversas mitologías. Siempre me agrado. Creo que mi búsqueda siempre tuvo un propósito: hallar que en el mundo hay algo más que la realidad. Desde pequeño sentía una atracción enorme hacia la magia, hacia lo desconocido.
Creo que eso fue lo que originó la pasión que siento hacia la literatura de alta fantasía. Leer por primera vez La historia interminable, de Michael Ende, fue una experiencia de iniciación casi mística en mi vida. Descubrir a Tolkien fue un momento de trance de carácter casi religioso. Es algo con lo que crecí, viviendo batallas y combates lejanos, viviendo en otro cuerpo del cuál nadie osaría reírse. Mis manos decían usar la espada, y pretendía poseer los poderes de aquellos que leí. Podía ser tantos, y no ser yo. Era realmente aquello que me consolaba de vivir en un mundo tan rematadamente gris (sé que quejarme debe ser ridículo, teniendo en cuenta que muchas personas viven en peores condiciones y no debería quejarme, pero trato de ser sincero en estas líneas).

Bueno, el punto, para no divagar contándoles mi aburrida existencia, es que está canción , al escucharla años después, me hizo definir aquella sensación que me atormenta desde ya hace buen tiempo: la no pertenencia. Es como si fuera extranjero. Os reiréis seguramente, y diréis que estoy desvariando, pero para mi es algo cotidiano.... Ser extranjero en un mundo gris.... Sentir que debía haber nacido de tinta y papel, y no de carne y hueso.... Sentir que hubiera sido mejor pelear en una batalla sin fin, y caer abatido por las flechas de los orcos, a hundirse en el cotidiano gris que nos rodea. Lo sé, estoy loco, pero es lo que me hace sentir está canción. Me hace añorar aquel lugar que llamo mi hogar, Fantasía, Morfia, la Tierra Media, Narnia... Tiene tantos nombres, los nombres de mi hogar, del lugar adónde pertenezco, y al cuál realmente deseo volver... Sería hermoso correr por los campos de nomeolvides, y dejarme caer entre los pétalos azules... Dejar que mi voz salga, una verdadera voz y no el graznido que aquí me pertenece...

Está canción me da ganas de volver a mi hogar. A mi verdadero hogar. Llamadme loco, llamadme desquiciado, llamadme lunático, llamadme niño... Lo soy. Lo admito. Pero volveré a mi hogar.


No hay comentarios: