Fiach Dubh

Fiach Dubh
Fiach Dubh

domingo, 29 de septiembre de 2013

Inutilidad mía

Imaginarlas caer
Tan amargas, saladas,
Cargadas…
Tu mirada suave,
Perdida,
Tan pura, tan llena;
Y tus labios apretados,
Olvidando sonreír,
Olvidando el canto,
Quedaste en silencio.
¿Tus ojos se apagan?
Se velan por las cascadas
De cristales rotos,
De voces tranquilas,
De voces furiosas,
De voces calladas,
Y tristes…
Tus ojos brillantes,
Me pierdo,
Me hago pequeño,
Y me hago tan inútil…
¿Cómo callar el lamento
Del perfecto ruiseñor?
¿Cómo no perderse?
Petrificada la estatua,
Bajo el río de tus ojos,
Reflejada la blancura
En tu sincera pupila…
Y mis alas rotas,
No me llevan a ti,
No puedo tomarte,
Llevarte conmigo
A nuestro jardín.
Veo caminar
Pequeños diamantes,
En tus ojos, Azdulella,
Y no hay tortura más lenta…
¿Qué hacer?
Mis nudillos crujen,
Debería ser tu escudo,
¿Más, porque sangras tú?
¿Por qué no sangro yo?
¿Por qué mi corazón late?
¿Por qué no se extingue?
Dagas del destino,
De una realidad impura,
¡Tomadme!
Mi pecho ante el suyo,
Mi cuello ante el suyo,
Y mi alma su escudo…
¿Por qué tengo vida?
¡Tomadme!
Los diamantes en el polvo,
Las rosas en las espinas,
La flor de loto en el lodo,
Nomeolvides en zarzal…
Las estrellas fragmentadas,
Nebulosas olvidadas,
Supernovas escarlatas,
Florecillas congeladas,
Y todo perdido…
Y tomaría tu mano,
Y besaría tus labios,
Besaría tus lágrimas,
Besaría tus silencios…
Y tomaría tu mano.



Sentirse tan inútil por no poder hacer nada... Ver el riachuelo de cristal que va cayendo de sus ojos. Y no poder hacer nada. ¿Que hacer? Daría todo por protegerla, pero soy tan inútil.

No hay comentarios: